En Antigüedades San Francisco estamos especializados en arte religioso: desde figuras de la Virgen tallada en madera hasta las clásicas figuras de los ángeles, desde imagenes de santos hasta atriles y retablos, desde esculturas religiosas a grabados de los santos, desde crucifijos hasta hornacinas; de todas las épocas. Nuestra larga experiencia y nuestra seriedad nos disponen para apreciar en su justa medida cualquier objeto de arte religioso.

El arte religioso

Denominamos arte religioso, más concretamente arte religioso cristiano, a la producción de obras de arte (imágenes, figuras, tallas, pinturas y cualquier tipo de objeto) fundamentadas en pasajes bíblicos y figuras centrales del imaginario cristiano.

Este género artístico se origina históricamente en la consolidación de la fe. Surge a principios de la Edad Media en la época prerrománica y dura hasta el neoclasicismo del siglo XIX cuando ya comienza a perder fuerza. 

En la actualidad, aunque aún se siguen creando obras de arte religioso cristiano, este género artístico ha tenido que aprender a convivir con una amplia gama de posibilidades de expresión e investigación artística. Una evolución que comenzó a desarrollarse durante la etapa renacentista y que ha alcanzado su máxima expresión con las nuevas vanguardias nacidas a partir de la segunda mitad del siglo XIX y que dan lugar al arte religioso actual.

Tipos de arte religioso

A lo largo de la historia, como cualquier otra expresión artística, el arte religioso se ha visto sometido a los diferentes estilos artísticos que han ido surgiendo a lo largo de los siglos. El arte cristiano es tan antiguo como el cristianismo; de hecho, se conservan imágenes tan antiguas como del año 70 d.C. Veamos someramente los períodos más interesantes:

Arte religioso romanico

El románico fue el estilo artístico predominante en la Europa Occidental durante los siglos XI y XII y parte del siglo XIII. 

La escultura románica, siempre religiosa o sacra, se desarrolla siempre vinculada con la arquitectura de los edificios de culto. Y, bien sea elaborada en piedra, madera, es habitual el uso de una sobria policromía.

En cuanto a la pintura románica, ésta toma diferentes formas: pinturas murales, manuscritos iluminados, pintura sobre tabla, mosaicos, vidrieras, esmaltes y tapices.

Arte religioso gotico

El arte gótico fue el estilo que surgió en la Europa Occidental entre mediados del siglo XII (conviviendo con el románico) hasta la implantación del renacimiento en el siglo XV.

La escultura gótica, heredera directa de la escultura religiosa románica, nació vinculada estrechamente con la arquitectura de los edificios de culto. Pero, con el tiempo fue ganando independencia. Así mismo, al principio se caracterizaba por un estilo austero que fue evolucionando hacia un mayor naturalismo.

La pintura gótica tardó unos años en aparecer respecto de la escultura o la arquitectura gótica. Su aparición en la Italia septentrional se sucede en una transición del románico oscura e imprecisa. A diferencia de la pintura románica, la pintura gótica se caracteriza por su realismo.

Arte religioso renacentista

El Renacimiento fue el nombre que se dio al movimiento cultural que sacudió la Europa Occidental entre los siglos XV y XVI.

Durante el Renacimiento la escultura religiosa entra en un breve declive y lo hace con nuevas tipologías estilísticas, técnicas y formales. Se advierte un claro aire profano, se reintroduce el desnudo y se renueva la iconografía. Decae la talla de madera policromada y vuelve la escultura de piedra, especialmente el mármol.

En la pintura renacentista se observa la nueva mentalidad humanista y burguesa del nuevo movimiento, introduciendo en los cuadros la mitología, la alegoría y el retrato y apareciendo, por primera vez, la perspectiva.

Arte barroco religioso

Dependiendo del país, el barroco es un estilo artístico que comprende el siglo XVIII y principios del siglo XVIII.

La escultura barroca adquirió el mismo carácter dinámico, sinuoso, expresivo y ornamental que la arquitectura de la época, llegando a una simbiosis perfecta con los edificios religiosos.

En cuanto a la pintura, destacan dos corrientes provenientes de Italia: el naturalismo o tenebrismo, basado en la imitación más real de la Naturaleza con cierto gusto por el claroscuro; y el clasicismo, con un concepto de la realidad más intelectual e idealizado.

Arte religioso en Antigüedades San Francisco

En Antigüedades San Francisco, anticuarios en Barcelona, nos encargamos de la compra venta de arte religioso. Si está interesado, no dude en consultarnos o visitar nuestra tienda de antigüedades en Barcelona en la calle 2 de mayo núm. 206.