En Antigüedades San Francisco nos hemos especializado en la compra de escultura antigua, en piedra, bronce o marfil. También estamos muy interesados en la talla de madera, el marfil tallado y el mármol, desde el románico hasta la actualidad. La escultura antigua es una de nuestras pasiones y de ella hemos hecho una de nuestras especialidades. Como anticuarios amantes de esta clase de arte, a menudo visitamos algunas de las ferias internacionales más importantes en busca de esculturas.

Escultura antigua

Nos interesan esculturas elaboradas en bronce, terracota, hierro, tallas de madera, mármol o marfil; desde la Edad Media, concretamente desde el Románico.

Escultura románica

El románico se extendió por la Europa medieval entre los siglos XI y XIII. Por lo que respecta a la escultura, podemos diferenciar cuatro tipos de escultura románica, todos vinculados a la litúrgica eclesiástica:

  • La escultura aplicada a la arquitectura: Como ejecución en la parte delantera de las fachadas, sobre todo en las portadas de los templos.
  • La ejecución escultórica del interior de las iglesias: Varias partes de los templos eran tratadas por los escultores con gran realismo empleando la madera como el material más recurrente para plasmar su iconografía religiosa.
  • Pequeñas tallas de marfil o madera, a menudo cubiertas de oro y plata, en forma de crucifijos o pequeñas imágenes.
  • Esculturas en bronce: Pequeñas piezas litúrgicas de bronce que se situaban en las puertas de las iglesias, las pilas bautismales o las lápidas de las tumbas.

Escultura gotica

El gótico es el período histórico que vivió Europa entre los siglos XIII y XV. A nivel escultórico, al escultura gotica pasó por cuatro períodos:

  • El período gótico primitivo: Circunscrito prácticamente a la región de París en Francia. Es el período que vio nacer la escultura gotica con la transformación y evolución del románico.
  • Lo sucede el Alto Gótico, con un creciente interés por el naturalismo y un auge de la orfebrería y la escultura en bronce.
  • El gótico internacional comprende el período que arranca a mediados del siglo XIV hasta mediados del siglo XV, con su punto álgido hacia el año 1400 cuando se transformó en la lengua vehicular del arte europeo.
  • Y finaliza en el gótico tardío, una transición suave y gradual que nos deja las mejores obras como coronamiento de toda la etapa anterior.

La escultura del Renacimiento

La escultura del Renacimiento aparece como un proceso de recuperación de la escultura clásica. Los escultores encontraron su inspiración en los restos artísticos y los yacimientos de épocas pasadas, así como en la naturaleza.

Entre los materiales utilizados destacan el mármol, el bronce y la madera. Destaca muy especialmente la escultura en madera policromada. En cuanto a la composición, es el momento del bulto redondo, el relieve y la reaparición del busto y la estatua ecuestre.

En la escultura renacentista destaca especialmente la escultura del Quattrocento. Surgida a principios del siglo XV en Italia, cuando el resto de Europa aún vivía sumida en el gótico tardío, es el momento en el que triunfa el hombre y la naturaleza.

Escultura barroca

El período de la escultura barroca se da entre comienzos del siglo XVII y mediados del siglo XVIII. Se caracteriza por:

  • Un naturalismo sin idealizar la naturaleza.
  • Integración de la escultura en la arquitectura.
  • Esquemas compositivos libres del geometrismo y la proporción equilibrada propia de la escultura renacentista.
  • Representación del desnudo en su estado puro.
  • Pluralidad de temas: religiosos, funerarios, mitológicos, retratos, etc.

Escultura rococo

La escultura rococo nace como una curiosa mezcla de realismo e idealización de la figura humana. Su expresión se alcanzó mejor a través de las piezas de porcelana que mediante la magnificencia de la escultura en mármol.

Escultura neoclasica

La escultura neoclasica aparece como una reacción ante la frivolidad del decorativismo de la escultura rococo. La escultura neoclasica se inspira en la antigua tradición greco-romana, adoptando sus propios principios de orden, claridad, austeridad, equilibrio y propósito.

Los materiales preferidos de los escultores de este período son el mármol y el bronce.

Escultura del Romanticismo

La escultura del Romanticismo surgió como un efímero estilo artístico único vinculado a las características del movimiento romántico de la época en contra de los ideales clasicistas y neoclasicistas. Su objetivo era dar preferencia a la emoción en sus obras, así como a los ideales individuales.

De esta manera, la escultura del Romanticismo buscaba recrear de nuevo las formas artísticas medievales como una reacción del ámbito artístico a la Revolución Industrial y a la Ilustración. Hacía énfasis en expresar nuevas emociones que no eran comunes en otras expresiones artísticas. Entre ellas se encontraban, por ejemplo, la sorpresa, el terror o el miedo.

Escultura contemporanea. Escultura del siglo XIX y siglo XX

A partir de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, la escultura participa activamente de la renovación estética iniciada por las grandes corrientes artísticas como el impresionismo, el expresionismo, el futurismo, el cubismo, el constructivismo, el dadaismo, el simbolismo o el surrealismo. A continuación os hablaremos de los estilos que nos parecen más interesantes:

Escultura impresionista

Aunque en realidad no existe una escultura impresionista como tal, ya que el impresionismo fue un movimiento eminentemente pictórico que atiende a la luz y el color, si es cierto que algunos pintores impresionistas realizaron esculturas con un aspecto muy similar al de sus cuadros. Destacan entre ellos Gauguin, Degas, Renoir y, por supuesto, Auguste Rodín, considerado el máximo exponente de la escultura impresionista.

Escultura expresionista

Es difícil calificar la escultura expresionista ya que carece de un claro denominador común. Surgida en el seno del expresionismo alemán, cada artista reflejaba en su obra su sentir y la distorsión propia del expresionismo.

Podemos destacar las impresiones en esculturas en madera y bronce de Ernst Barlach, los estilizados desnudos símbolos de emociones de Wilhelm Lehmbruck o la obsesión por el dolor de Käthe Kollwitz.

Escultura futurista

Siguiendo la estela del futurismo en su afán de captar la sensación de movimiento, la escultura futurista se esfuerza en representar el mismo movimiento con planos que se desarrollan en el espacio. Habitualmente, los mismos pintores futuristas suelen ser escultores.

Escultura cubista

La escultura cubista mantiene los mismos patrones estéticos y los mismos objetivos que el cubismo pictórico pero trabajando en tres dimensiones. Se caracteriza por la intersección de planos y volúmenes y la descomposición de las formas, descubriendo la importancia del hueco como elemento escultórico.

Compra venta de escultura antigua y contemporánea

En Antigüedades San Francisco nos dedicamos a la compra venta de escultura antigua y contemporánea. Nos interesan las tallas de madera, de mármol y de marfil, las escultura de piedra, de bronce, de hierro o de madera. Si desea hacernos una consulta, póngase en contacto con nosotros o visítenos en nuestra tienda de antigüedades en la calle 2 de mayo, núm. 206 de Barcelona.