En el mundo de las antigüedades, uno de los productos más interesantes y agradecidos y, desde luego, uno de los más glamurosos, es el de las joyas antiguas. Cuando hablamos de joyería antigua no sólo son relevantes los materiales con los que han sido elaboradas las piezas. También es especialmente importante su belleza, su fabricación y, desde luego, su historia. En Antigüedades San Francisco tenemos más de treinta años de experiencia en la compra venta de joyas antiguas en Barcelona. Somos especialistas en todo tipo de joyas y de todos los estilos: joyas georginas, joyas victorianas, joyas eduardianas, art-decó, art-noveau, joyas isabelinas, joyas gollescas, etc. Si desea vender sus joyas antiguas, le ofrecemos la mejor tasación del mercado, con la mayor seriedad y la máxima discreción.

Joyas con historia

El valor de una joya antigua reside precisamente en su historia. A diferencia de las joyas modernas que en muchas ocasiones el valor de su peso supera el valor de la misma joya, con las joyas antiguas suele suceder todo lo contrario. Por ese motivo, si estamos pensando en vender nuestras joyas antiguas, siempre es buena idea acudir primero a un lugar donde algún profesional nos ofrezca una valoración de nuestra colección y podamos decidir qué nos interesa más. En Antigüedades San Francisco somos especialistas en la valoración y tasacion de joyas antiguas. Somos expertos en antigüedades y tenemos el personal profesional cualificado para ofrecer la mejor tasación del mercado. Al tasar una joya antigua no sólo se tiene en cuenta la calidad, la pureza de sus materiales o la finura del trabajo artesano, también cobra una especial relevancia como elemento histórico. Algunos de los períodos históricos más interesantes en cuanto a la elaboración de joyería antigua son los siguientes:

Joyas georgianas

Son joyas pertenecientes al período comprendido entre los años 1714 y 1837 y son muy apreciadas por su valor histórico, por la calidad de sus materias primas y por las habilidades manuales de sus artesanos que otorgaba a cada pieza un carácter único. Las joyas georgianas se distinguen por sus diseños inspirados en la naturaleza, especialmente formas de hojas, y solían elaborarse en oro y diamantes, coral o topacios.

Joyas victorianas

El período victoriano es bastante extenso, abarcando diferentes etapas. Las joyas más antiguas pertenecen al período romántico, inspiradas también en la naturaleza y destacando el uso de broches y medallones. Tras la muerte del marido de la reina Victoria, se produce un cambio en el diseño. Por un lado destaca el uso de piedras más pesadas y oscuras. Por otro lado aparece la influencia de temas japoneses. Hacia el año 1900 reaparece de nuevo el uso de diamantes y piedras preciosas con colores más vivos. En este período se popularizan los prendedores de sombrero y las joyas tipo bookchain, elaboradas con eslabones rectangulares grabados.

Joyas eduardianas

Las joyas eduardianas reflejan la etapa de abundancia que supuso el reinado de Eduardo, heredero de la Reina Victoria. Se trata de joyas de alta calidad, con cuidados diseños, en las que abundan los diamantes y las piedras preciosas con brillantes.

Revolución Industrial y Art Nouveau

Durante la Revolución Industrial, en la joyería se produce un curioso regreso a la artesanía y el trabajo manual, así como a los colores vistosos, prescindiendo de los cortes limpios. En las joyas art nouveau destaca su originalidad y la elaboración de sus diseños.

Joyas art decó

El art decó es un estilo que sólo tuvo una década, del 1920 al 1930, pero con un renacimiento que empezó en 1960 y que ha durado hasta nuestros días. Las joyas art decó se inspiraron en los motivos llegados de Oriente: China, Japón, India, pero también Egipto. Se usaron gemas como la esmeralda, el zafiro o el jade para crear joyas de flores, plantas o animales. También se popularizaron materiales como el coral o las perlas.

Joyas vintage

La joyería vintage comprende aquellas piezas con una historia más reciente. Cuando hablamos de joyas vintage hablamos de piezas creadas hace 30, 40 o 50 años pero marcadas por alguna características especial que las hace destacar del resto. Se trata de piezas especiales, a menudo únicas, creadas a mano, de primeras marcas, que muy posiblemente hayan pertenecido a una famosa diva o a una dama de alta sociedad.

Cómo valorar las joyas antiguas

Si estamos pensando en vender nuestras joyas antiguas, el primer paso es asegurarnos de que son realmente antiguas. Existen varias señales que pueden ayudarnos a determinar si una joya es realmente antigua, aunque verificarlo puede resultar realmente complicado. Con un primer vistazo, el tipo de cierre, la marca, el estilo de la misma joya e incluso su color, son algunos de lso pequeños detalles que nos pueden ayudar a datar la antigüedad de una joya. Después hay una serie de cuestiones que es importante tener en cuenta:
  • La estética de la joya en sí: Debemos de ser objetivos y establecer si algún posible comprador se interesaría realmente por nuestras joyas. ¿Están aún a la moda? ¿Alguien las vestiría?
  • Su estado: Cuanto peor sea su estado más costará de vender y hará disminuir su valor-
  • La historia de la joya: Nunca está de más investigar la historia de la joya ya que pueda aportar un valor extra.
  • El valor de los materiales: Es importante también conocer el valor de las materias primas que componen las joya que queremos valorar.

Joyas antiguas en Antigüedades San Francisco

Si desea vender joyas antiguas en Barcelona o alrededores en Antigüedades San Francisco le atenderemos encantados. Valoraremos y tasaremos con total discreción y profesionalidad sus joyas antiguas. No dude en visitarnos en nuestra tienda de antigüedades en la calle 2 de mayo núm. 206 de Barcelona.