Somos especialistas en todo tipo de pinturas. También compramos obras originarias desde el siglo XVII hasta el siglo XX.

En Antigüedades San Francisco, como coleccionistas y como expertos, valoramos el arte y muy especialmente la pintura desde la admiración pero, sobre todo, desde el conocimiento que nos han proporcionado tantos años de experiencia.

Somos especialistas en toda clase de pintura pero nos interesan muy especialmente la pintura contemporanea, el arte catalan, los cuadros religiosos y las pinturas antiguas, sobre todo a partir de la pintura barroca del siglo XVII.

Pintura contemporanea

El concepto pintura contemporanea, como el de pintura moderna, no está exento de ambigüedad. Para muchos, se limita únicamente al período comprendido al siglo XX. Para otros, comprende únicamente a partir de la II Guerra Mundial. En su sentido más amplio, que suele ser el más aceptado, suele referirse a la pintura de la Edad Contemporánea, período histórico que abarca desde la Declaración de Independencia de los Estados Unidos hasta la actualidad. Por lo tanto, podemos afirmar que abarca desde el siglo XIX hasta nuestros días.

A lo largo de los años, la pintura contemporanea ha ido desarrollando diferentes estilos. A modo de breve resumen:

  • Entre final del siglo XVIII y la primera mitad del siglo XIX se desarrolla el neoclasicismo, el academicismo y el romanticismo.
  • La pintura de la segunda mitad del siglo XIX vivió el realismo, el impresionismo, el postimpresionismo, el art nouveau, el modernismo y el simbolismo.
  • La pintura del siglo XX comienza con el fovismo, el expresionismo, el cubismo y el futurismo, antes de la I Guerra Mundial.
  • Durante el período entre guerras, salen a la luz el constructivismo, el suprematismo, el dadaismo, el surrealismo, la escuela Bauhaus, el Art Decó, la pintura de los totilarismos y el muralismo mexicano.
  • Tras la II Guerra Mundial surgen el expresionismo abstracto, el tachismo, la pintura abstracta española y las tendencias neoconcretas.
  • A partir de la década de los 60′ aparecen el art brut, el pop art, el realismo social, el hiperrealismo, el minimalismo, el arte conceptual, el espacialismo, etc.
  • Durante el último cuarto del siglo XX y los primeros años del siglo XXI nacen la postmodernidad, la deconstrucción y la transvanguardia.

Pintura catalana

Entre los años 1885 y 1930 se produjo lo que se conoce como la Edad de Oro de la pintura catalana. Desde lo que fue la eclosión del Modernismo hasta los últimos años del Novecentismo coincidieron en el tiempo y en el espacio los pintores catalanes de mayor relevancia artística de los últimos siglos.

Entre ellos podemos destacar el naturalismo de Baixeras, el paisajismo de Joaquim Mir, Eliseu Meifrén o Modest Urgell, el realismo sensual de Ramon Casas o el estilo incasiflicable de Isidre Novell y Ramon Pichot.

Pintura religiosa

A lo largo de la historia la pintura religiosa siempre ha estado presente como un elemento importante y visible del corpus artístico de la sociedad. Con mayor o menor presencia, los cuadros religiosos siempre han formado parte de nuestro bagaje cultural y artístico. 

Desde los primeros sencillos iconos góticos, pasando por los bellos retablos bajo medievales hasta alcanzar el detalle de las obras de los grandes maestros (de Madrazo a Dalí, de Valdivieso a Murillo, de Rosales a Velázquez), la pintura religiosa nos ha ofrecido las más bellas obras de arte.

Pinturas antiguas

Como cualquier coleccionista o cualquier apasionado del arte en general, nos apasiona disfrutar de cualquier obra pictórica de cualquier período histórico. Pero en cuanto a pinturas antiguas se refiere, como todos, tenemos ciertas preferencias. Estamos interesados, sobre todo, en las pinturas de los siglos XVI, XVII y XVIII.

Pinturas del siglo XVI

El siglo XVI es, estilísticamente hablando, un momento muy interesante. El Renacimiento, que se había considerado toda una revolución estética e ideológica había acabado por convertirse en norma y empezaba a desaparecer gradualmente. A su vez, aparecía un nuevo estilo, el barroco, considerado una evolución estilística directa del Renacimiento. Las pinturas del siglo XVI, por un lado aún mantienen lo mejor del Renacimiento pero, a su vez, nos ofrecen esta interesante evolución.

Pintura del siglo XVII

La pintura del siglo XVII es la pintura del barroco. El Renacimiento ya ha sido totalmente superado y ahora impera el realismo superficial, los colores ricos e intensos y la combinación de fuertes luces y sombras. Se elige evocar la emoción y la pasión, en lugar de la tranquila racionalidad apreciada años antes.

Pintura del siglo XVIII

Desde el punto de vista artístico, el siglo XVIII también es complejo e interesante. La pintura del siglo XVIII vive una constante transformación. Por un lado vive las dos tendencias surgidas en el seno de la pintura barroca: el naturalismo y el clasicismo. Enseguida, el barroco convive con un nuevo estilo, el rococó, que mantiene sus principales manifestaciones artísticas pero enfatizando la decoración y el gusto ornamental, llevándolos a un paroxismo de riqueza, sofisticación y elegancia. Para terminar el siglo con un regreso a la austeridad de las formas clásicas a través del neoclasicismo.

¿Quiere vender pintura antigua o contemporánea?

En Antigüedades San Francisco nos interesa comprar pintura antigua y contemporánea. Póngase en contacto con nosotros o visítenos en nuestra tienda de antigüedades en la calle 2 de mayo núm. 206 de Barcelona y le atenderemos encantados con la mayor seriedad y discreción posible.